ACST International

Trauma y la Condición Humana

 
"¿Por qué….? …porque es mucho estar aquí, y porque al
parecer nos necesita todo lo de aquí, lo fugaz, de manera
extraña nos concierne. A Nosotros, los más fugaces ..."

Rainer Maria Rilke, "La Novena Elegía"



Entre las principales consecuencias del trauma se encuentran la disociación, el dolor crónico, la desesperación existencial, y un profundo sentido de alienación. Estas "conexiones rotas" representan una fragmentación en la relación con uno mismo, los demás y la matriz más amplia que sustenta la vida humana. Esto es similar a lo que Martin Buber denomina "... una herida en el orden de ser". Dentro de estos patrones de fragmentación se pueden encontrar patrones de estrés emocional y comportamiento codificadas somáticamente y que surgen con el tiempo en todo el cuerpo físico.

La educación, la investigación y los programas de tratamiento desarrollado por ACST-Internacional se basan en el reconocimiento de que las manifestaciones psicofisiológicas del trauma se reflejan directamente en el comportamiento de los seres humanos como seres sociales, en todo el ciclo de vida. En este sentido, nuestro trabajo hace hincapié en el impacto contextual del trauma, no sólo en el individuo sino en los que están en relación con las personas traumatizadas, así como también el ámbito más amplio de la comunidad local, nacional y global.

Más de veinte años de experiencia en el estudio, tratamiento y enseñanza del trabajo con trauma, así como estudios de postgrado en humanidades, historia y arte condujeron a Anngwyn St. Just a una perspectiva desde la cual el trauma se entiende como parte integrante de la condición humana. Estudios humanísticos y la atención prestada a la historia, así como a los acontecimientos actuales, revelan que siempre nos han acompañado, de una forma u otra, experiencias abrumadoras que experimentamos como "traumáticas" en la vida individual, comunitaria, nacional e internacional. "Trauma y la Condición Humana" ofrece una visión sistémica, generacional y cultural, así como la exploración de las limitaciones y el potencial de la gama de respuestas del sistema nervioso humano a acontecimientos abrumadores de la vida. Ahí está el misterio, la aventura y el arte de nuestro trabajo.